Dime cómo enseñas y te diré quién eres

15 abr. 2016

“El mejor pretexto para aprender,
 es enseñar”. 
Pedro Luis González Pastor 

Los estilos educativos son el conjunto de ideas, creencias, valores, actitudes y hábitos de comportamiento que padres y profesores mantienen, respecto a la educación de sus hijos y alumnos. Este conjunto de actitudes tienen una gran repercusión en el proceso educativoHabría que advertir oportunamente que no existen estilos educativos puros, sino perfiles, es decir, hábitos de comportamiento con la que el docente se desenvuelve mayormente. (1)

Encontramos esta interesante clasificación de Ángela Magaz Lago y Manuel García Pérez. Con la ayuda de un test (elaborado por ellos mismos) puede determinarse qué estilo es el más utilizado por el docente. El estilo ideal es el asertivo; sin embargo, en la práctica observamos que no necesariamente es así.

"CLASIFICACIÓN DE LOS ESTILOS EDUCATIVOS

a) Estilo sobreprotector
El docente piensa que es totalmente responsable de lo que pueda ocurrirle a su estudiante porque éste no sabe o no puede, así que hará todo lo posible para evitarle inconvenientes.

b) Estilo inhibicionista
El docente piensa que el estudiante, compruebe cuanto antes lo duro que es la vida, lo cual, será mejor para él, porque si él resuelve sus problemas le impide aprender.

c) Estilo punitivo
El docente piensa que el estudiante debe aprender a comportarse de una manera adecuada. Tiene obligación de obedecerle, hacer lo que se le dice, cuándo y cómo se lo dice, y no hacer lo que se le prohíbe.

d) Estilo asertivo
El docente piensa que el estudiante necesita aprender a comportarse adecuadamente: comprende que el estudiante tiene gustos, deseos y necesidades que no siempre coinciden con los del grupo social al que pertenece y aprenderá progresivamente pasando por fases de imperfección". (1)

Por otro lado, encontramos una tipología simpática de Javier Mahillo Monte que clasifica los errores típicos en la enseñanza de una manera jovial y divertida; sin embargo, esta clasificación también nos permite reflexionar sobre nuestra práctica pedagógica.

"ERRORES EN LA ENSEÑANZA

a) El profesor gasolinero
Vende sus conocimientos como el grifo vende gasolina. Se trata de un insumo que el tanque vacío del alumno necesita para funcionar. No le interesa la marca del carro, sólo la cantidad de gasolina que le piden.
El resultado es un calculador que ve el conocimiento como fuente de poder y dominio sobre los demás.

b) El profesor jardinero
Es un romántico de la educación. Se trata de no restringir en absoluto la libertad del alumno. Se los llena de materiales, se cuida un poco que no haya desorden y se está permanentemente atento a lo que le surge espontáneamente. Se canoniza la espontaneidad del alumno y se tiene pánico a corregirlo por no atropellar sus derechos individuales.
El resultado es un engreído salvaje que no tiene noción de solidaridad, deberes ni obligaciones para con nadie porque se le ha insistido tanto en que esté atento a sus sensaciones que no le interesa otra cosa.

c) El profesor cuartelero
Es el que cree que “la letra con sangre entra”. Encontramos un rebaño de desordenados a los que “hay que meter en vereda”. Muchas veces el cuartelero es el jardinero frustrado. Cuando el jardín se le ha convertido en selva entonces decide poner orden. Pero ya es muy tarde porque la imposición lo único que consigue es mayor oposición. Si alguien se somete a su poder se volverá alguien incapaz de pensar por sí mismo.
El resultado es alguien que no puede soportar normas de ningún tipo. Paradójicamente, la disciplina mal planteada genera una tremenda indisciplina interna.

d) El profesor circense
"Es la última de las especies surgidas de la cadena evolutiva". Sólo se aprende de verdad lo que resulta ameno y divertido”. Pretende hacer las clases tan lúdicas –término pedagógico muy al uso actualmente- que pierden prácticamente todo contenido didáctico y se desvirtúan convirtiéndose en simples entretenimientos ideados para soportar la jornada escolar sin aburrirse demasiado”.
El drama de esto es que los chicos sí quieren aprender y terminan despreciando al profesor". (2)

NOTAS:
(1) Magaz Lago, Ángela y García Pérez, Manuel. Perfil de Estilos Educativos. Manual de Referencia, Bizkaia (España), COHS Consultores en Ciencias Humanas S.L., 1998.
(2) Mahillo Monte, Javier. ¿Sabes enseñar? Manual para padres y profesores. Espasa Calpe. Madrid. 1996.